¡Grande Pampa!

El Lobos Pampa Motorsport tuvo su bautismo de gloria en General Alvear, Mendoza. El sábado, en la primera competencia del CANAV, la máquina conducida por Hugo Goya tuvo un gran rendimiento, pero sufrió la rotura de cremallera y el equipo decidió no continuar por lo estrecho que se volvía el camino. Luego de eso, el Pampa recibió ayuda de Rosco Favre y pudo volver, por sus propios medios, al Vi Vac.

 Ayer domingo, la suerte cambió para el equipo lobense. En la segunda etapa el auto amarillo pisó todos los wp del circuito, cumpliendo con el recorrido total. Desde el wp 1 al 34 todos fueron marcados correctamente y, gracias a ello, se levantó el aplazo del sábado. El team de nuestra ciudad finalizó en el tercer puesto e hizo debut y podio.