Pilates, un beneficio para deportistas

Practicar la técnica permite maximizar resultados de quienes se someten a la disciplina física

 

1

 

Maratonistas, ciclistas, gimnastas, jugadores de básquet, nadadores y tenistas son algunos de los practicantes que incursionan en los beneficios del método Pilates. El cuerpo funciona bien si optimiza tres de sus leyes: equilibrio, economía y confort.

Hoy, muchos deportistas profesionales y/o amateurs tienen dentro de su rutina de trabajo las clases de Pilates. Esto les permite dosificar la energía distribuyendo las fuerzas a utilizar. Aprovechando la eficiencia del sistema de fascias y cadenas musculares, el trabajo realizado ayuda a colocar la gravedad a favor, ganando en rendimiento y mejores resultados.

 Dentro de estos beneficios se observan: una importante coordinación respiratoria, precisión, alineamiento, control de centro y fluidez en los movimientos. Son elementos que contribuyen al trabajo muscular equilibrado desde un cuerpo visto y analizado como un todo. 

 Si hablamos de equilibrio, debemos decir que desde Pilates podemos trabajar el alineamiento del sistema músculoesquelético, asegurando la distribución de la fuerza a través de la ejecución correcta, en las diversas articulaciones, lo cual garantiza seguridad biomecánica.

 La precisión significa un valor agregado para la vida del deportista, puesto que ella deviene la eficiencia, entendida como el mínimo posible de desgaste energético para obtener el máximo de los resultados. La técnica Pilates bien aplicada y orientada por profesionales entrenados en abordar desafíos con los alumnos, es adecuada e indicada para la complejidad que implica tratar un cuerpo, y mucho más si se trata de deportistas, quienes tienen que ir más allá de la exigencia cotidiana.