Atlético resurgió como el ave Fénix

El azul se repuso de la final perdida ante Sarmiento en el torneo pasado y lo dejó afuera de las semis en este. El análisis de la victoria de los dirigidos por Pablo Pesaresi

Si bien lo dijo el propio técnico, «el principal objetivo que se había propuesto el equipo era estar entre los primeros ocho y escaparle al descenso». Se vio un torneo muy duro para Atlético, se podría decir que fue el más pesado de los últimos años.

El plantel se vio conformado a lo largo de las fechas por un mix entre jóvenes y la experiencia aportada por Adrover, Sosa y compañía, entre otros. Hay nueve jugadores que salieron de la institución en el equipo titular, lo que agiganta la felicidad para los hinchas azules.

Lucas Andrich fue la pieza clave para un Atlético que nunca dejó de creer: el goleador, que llegó este año al conjunto roqueperense, fue el encargado de darle la victoria en el Juan Colombo a su equipo y el posterior pase a semis. Nada más y nada menos que ante su gente y ante su clásico rival.

El partido clave justamente fue el de vuelta de los cuartos de final. ¿Por qué? Porque la ida había sido empate en cancha de Sarmiento y dejaba todo librado al azar para la revancha; más aún teniendo en cuenta que en la fase regular habían ganado un encuentro cada uno (2-1 para Sarmiento en la ida y 4-2 para Atlético en la segunda ronda).

La espina de la final perdida dolió y mucho, pero la frase «el fútbol te da revancha» se hizo presente una vez más y los dirigidos por Pablo Pesaresi resurgieron como el ave fénix. Las hinchadas jugaron su propio partido, como en todo clásico, y le dieron más color a un domingo en el que Roque Pérez se paralizó.

El trabajo constante e insaciable que hizo el cuerpo técnico se vio reflejado, una vez más, en el resultado. En lineas generales el azul fue un poco más que el rival en el partido de vuelta, porque la ida fue totalmente pareja y pudo haber sido victoria para cualquiera de los dos.

Los números de Atlético en el torneo:

El azul jugó 22 encuentros en la fase regularo del torneo. Ganó nueve de ellos, empató diez y perdió tres.

Fue el equipo más goleador del certamen con 36 tantos y recibió 28. Su máximo artillero fue Lucas Andrich con 14 goles, quien también fue el goleador del campeonato.