Por un pelito

A Athletic se le escapó un partido increíble: por el Provincial de Clubes, fue perdiendo durante todo el encuentro como local frente a Independiente de Zárate. Pudo haberlo ganado en la última jugada, pero el árbitro no convalidó el último tiro al aro de los lobenses (ocurrió antes de que suene la chicharra) y perdió por 57-58.

 La clave estuvo en la desconcentración de los jugadores del decano en el primer tiempo, sin pases acertados y con una efectividad bajísima (todo el partido) en los tiros libres. Álvaro Anaya y Andrioni tuvieron una noche para el olvido.

 Ahora, los dirigidos por Diego D’Andrea deberán ganar el próximo encuentro en condición de visitante, para aspirar poder clasificar a los cuartos u octavos de final del certamen.