León con alma fuerte

 

 

Rivadavia recibió a Almafuerte y ganó un partidazo: con garra y corazón, el león comenzó el segundo semestre del año con una victoria muy trabajada, pero que se festejó el doble.

El encuentro fue muy peleado desde el comienzo. Mucha defensa de los dos equipos, hasta que se rompió el cero con un penal de Segundo Ferrari que puso a los locales arriba por 3-0. El rival cometió muchas infracciones que puso a jugar a Rivadavia en su campo y, luego de un line y maul, llegaron al try, a través de Nazareno Petraglia.

Luego de un par de fases de sus delanteros, Almafuerte sumó un try que no fue convertido, más un penal. Fue final del primer tiempo igualados 8 a 8 y con un partido muy abierto para cualquiera de los dos.

En el transcurso del complemento, el león siguió con una defensa muy firme. El elenco visitante cometía muchas infracciones y lo dejó con un hombre menos, lo que, igualmente, no hizo que bajaran el ritmo y pasaron al frente con otro try convertido.

Pero rápidamente, a la salida de un maul, quedó el lado ciego libre y Nicolás Burgos convirtió un nuevo try para Rivadavia. El albirrojo perdía 13-15 a falta de pocos minutos para el final. Pero la insistencia y la actitud se apoderaron de los jugadores lobenses, defendiendo el in goal con fiereza y evitando varias situaciones de try del rival a puro tackle.

Faltando pocos minutos el local llegó a un nuevo try, anotado por Cristian Kunzke y posteriormente convertido por Segundo Ferrari. Fue 20-15 para el equipo de Bruno Quillicci, en una tarde donde la garra y el corazón se hicieron presentes en Empalme Lobos para comenzar la segunda parte del año con el pie derecho. Gran triunfo de Rivadavia Rugby.