Los tres peruanos que salvaron a Andujar en el Dákar

 

 

 

Ellos son Romina y Valeria Álvarez Calderón y Pancho Maggiolo, los rescatistas de Manuel Andújar en la segunda etapa del Dakar 2018. Al piloto lobense se le rompió el Quad en las dunas peruanas y navegó varias horas de noche, pasando casi doce horas sin comer nada y resistiendo solo con agua.

El relato es tan increíble como emocionante. Y es que si no hubiese sido por esas tres personas no se sabría que hubiese sido de Andújar en la carrera más importante del mundo. Como lo dijo su madre, Gabriela Trabazzo, «fueron ángeles que cayeron del cielo para Manuel». Los tres peruanos estaban pescando a orillas del mar y detectaron que algo no andaba bien a lo lejos.

Los tres son habitantes de Lima, Perú. Aventureros por doquier, suelen ir seguido a la costa a pescar. En ésta ocasión fueron a ver el Dakar, pero de noche aprovecharon para realizar el pasatiempo que tanto les gusta. Sin dudas, los salvadores de Manuel en el certamen.

 

El relato de Romina Álvarez Calderón:

 

Nosotros siempre vamos a pescar a esa zona (Pisco), ese día estuvimos viendo el Dakar como hasta las 3 de la tarde y ya casi no pasaba nadie. Luego nos fuimos a nuestro campamento y en la noche salimos a buscar la pesca. La noche estaba super oscura, cerca de las 9 pm vimos a lo lejos una luz y escuchamos el motor, a nosotros ni se nos cruzó por mente que podía ser un competidor, por la hora que era, y no le dimos importancia.

Después de un rato vimos que empezó a intentar subir por las dunas, que es prácticamente imposible subir por ahí. Trató como tres veces por distintos lugares, no pudo subir se dio media vuelta y salió de la zona de la playa donde estábamos. 

Para cuando nosotros lo vimos intentar subir, que lo único que se veía era su luz a lo lejos, le empezamos a hacer juego de luces como para que se acerque a donde estábamos nosotros pero no nos hizo caso o nos vio! Entonces dijimos «está perdido, vamos a buscarlo». Y para esto nosotros ya sabíamos por donde era la ruta por que en la tarde estuvimos viendo a todos pasar.

Fuimos a buscarlo y lo ubicamos justo por donde tenía que subir un cerro, le hicimos luces y se acercó. Ahi le preguntamos como estaba, nos contó que estuvo arreglando su cuatri, que perdió como 5 horas reparandolo y que estaba perdido. En todo momento se le notó super positivo con la carrera, tenía los ojos muy rojos del cansancio producto de haber estado tanto tiempo a la deriva.
 
 
Lo primero que le ofrecimos fue agua, pero nos dijo que le quedaba en su mochila y que tenía hambre por que no comia nada desde las 10 am. Le invitamos unas galletas que teníamos ahí en el carro, le regalamos cinco galones de gasolina y siguió!!!!.
 
Se notaba muy cansado, pero estaba muy tranquilo mentalmente. Mientras comía su galleta yo le pregunté hasta que hora podía llegar a la meta, me dijo que tenía hasta el dia siguiente (se ríe) !!! Y luego dijo «ya a esta hora da lo mismo llegar a las 7 pm o a las 8 pm». Fue graciaso por que ya eran casi las 9:40 pm, no tenía ni idea que hora era.
 
 
 
 
 
Después de llenarle la gasolina nos dijo: «SON UNOS GENIOS, MUCHAS GRACIAS», y arrancó a toda velocidad para hacer la subida. Y asi fue, ahí en la playa no hay señal de telefono, entoces recién ayer cuando volvimos a Lima  me acorde con qué número estaba compitiendo y lo busqué en la página oficial de Dakar y nos dio mucha felicidad saber que pudo llegar bien. Él estaba muy tranquilo , con ganas de seguir !!! No mostró ninguna señal de debilidad.
 

 

2 comentarios en «Los tres peruanos que salvaron a Andujar en el Dákar»

  • el 10/01/2018 a las 17:37
    Enlace permanente

    Que maravillosos angeles!☀️💫☀️
    Y es asi nuestra vida!
    Llena de gente buena!
    Vamos Peru!
    Buena a Melissa, Valeria y Pancho🙌

  • el 12/01/2018 a las 00:47
    Enlace permanente

    muy bueno manu, todos los campeones que logran alcansar una meta tienen que estar tranquilos y convencidos que lo van a lograr,,suerte y garra de los errores se aprende

Los comentarios están cerrados.